La delegación de casamientos en concejales de la oposición es habitual

El Alcalde ha manifestado que no dará cumplimiento a una moción aprobada por mayoría absoluta a iniciativa de Vila-seca en Comú para crear un reglamento que permita a la ciudadanía elegir qué concejal quiere que le case. Asegura que es su competencia y no la piensa delegar. 

Los comunes aseguran que este gesto evidencia un talante muy poco democrático por parte del Alcalde. Consideran que la delegación de casamientos es algo que sucede en la inmensa mayoría de municipios de todo el Estado. 

A pesar de que en el pleno municipal del pasado viernes se aprobó por mayoría absoluta una propuesta de Vila-seca en Comú para crear un reglamento que permita a la ciudadanía elegir qué concejal quiere que le case, tal y como sucede en la mayoría de municipios del estado español, no se llevará a cabo.

La iniciativa contó con los votos a favorables de todos los grupos de la oposición, un total de 11, y la abstención del equipo de gobierno, compuesto por VSegura-Junts y PSC, que cuentan con un total de 10 votos. 

Pese a aprobarse por mayoría absoluta y no contar con ningún voto en contra, el Alcalde de Vila-seca, Pere Segura, dejó entrever que no daría cumplimiento asegurando que es competencia suya y que no la piensa delegar si no hay ninguna otra contraprestación.

Desde Vila-seca en Comú han emitido un comunicado de prensa para mostrar su descontento con el talante “totalmente antidemocrático” mostrado por el Alcalde de Vila-seca. Aseguran que la inmensa mayoría de alcaldes del Estado español permiten casar a miembros de la oposición. Igualmente afirman que las decisiones plenarias deben cumplirse puesto que el Pleno es un órgano de decisión superior al Alcalde. Esta decisión sienta un precedente “gravísimo”, concluyen. 

Publicat a: