Boya ecológica en pleno rendimiento

Vila-seca en Comú propone mejorar las condiciones ambientales de la Playa de la Pineda mediante la introducción de boyas ecológicas submarinas, estudiar alternativas a la draga y personándose contra las entidades causantes del vertido de las microesferas de plástico.

El Grupo Municipal de Vila-seca en Comú defenderá en la sesión plenaria prevista para el próximo viernes una moción con varios acuerdos que tienen como objetivo mejorar las condiciones ambientales de la Playa de la Pineda.  

Los comunes proponen iniciar los trámites pertinentes para solicitar la instalación de boyas ecológicas el fondo marino de la Playa de la Pineda y estudiar la posibilidad de crear un parque de biotopos, tal y como ya han hecho los municipios de Torredembarra y Altafulla.

Los biotopos, o boyas ecológicas, son unas pequeñas estructuras artificiales que sirven como hogar para algas, esponjas, invertebrados como las medusas y todo tipo de peces. Hay ya más de cien de ellos instalados a lo largo de la Costa Daurada. Actúan como una especie de museos naturales que, además de venir bien a los seres que viven en el mar para cobijarse y procrear, la gente puede visitar buceando. Su financiación, según aseguran los comunes, correría a cargo de Repsol.

Al no estar demasiado lejos de la costa se puede llegar a ellos nadando, de modo que quedan al alcance de quienes quieren aprender sobre la vida en el mar, especialmente los niños. La facilidad con la que se llega a ellos también permite que personas que utilizan silla de ruedas puedan ir de visita, tan solo se necesita ir acompañado de los instructores de buceo y un equipamiento básico.

Así pues, los comunes señalan que, además de tener un efecto positivo para la regeneración de la flora y fauna, su instalación puede favorecer el turismo submarino y tener un impacto positivo a nivel educacional.

Por otra parte desde Vila-seca en Comú también proponen en la moción estudiar conjuntamente con el Puerto de Tarragona alternativas menos perjudiciales y más definitivas al sistema actual de draga y reposición de arena para evitar la erosión de la playa y no destruir el fondo marino. 

Por último, también sugieren afianzar el compromiso del Ayuntamiento de Vila-seca de investigar el origen de la aparición de microesferas de plástico y, en su caso, pedir responsabilidades a las personas jurídicas responsables de su vertido.