Detalle de una parada de autobuses en Vila-seca

Los comunes anuncian que no negociarán el presupuesto del próximo año si antes no se implementa un sistema de transporte urbano. El equipo de gobierno reservó 500.000€ del presupuesto vigente y prometió implementar el servicio en este ejercicio. 

El portavoz de Vila-seca en Comú, Mario Téllez, ha anunciado en el pleno municipal del pasado viernes que no se sentarán a negociar los presupuestos del ejercicio 2020 si el equipo de gobierno no cumple con su palabra y implementa un sistema de transporte urbano antes de que finalice el año, tal y como prometieron en plena precampaña electoral con la aprobación de los presupuestos vigentes.

Téllez recuerda que el equipo de gobierno reservó 500.000€ de los presupuestos del ejercicio 2019 para tal efecto. En aquel momento desde el gobierno aseguraban que la implementación del servicio de transporte urbano era inminente. En Vila-seca en Comú, por su parte, aseguran que el equipo de gobierno debe cumplir con su palabra. Es por ello que han decidido utilizar el presupuesto como una materia de presión para persuadir al equipo de gobierno y conseguir que priorice este asunto.

La lucha de Vila-seca en Comú en materia de transporte es larga. Se remonta a agosto de 2015 cuando consiguieron reunir más de 1.000 firmas para recuperar el transporte educativo a la antigua Universidad Laboral de Tarragona. Posteriormente han seguido luchando por un transporte público municipal llevando el tema al Parlament de Catalunya

Noticia publicada en: