Parada de autobuses en avenida Ramon d’Olzina

El Grupo Municipal de Vila-seca en Comú ha presentado aportaciones de mejora al reglamento del servicio de transporte público colectivo de viajeros en el municipio de Vila-seca.

Entre las diferentes propuestas destaca la gratuidad de menores de 12 años y que las personas con bebés en los brazos también dispongan de asientos de uso preferente y mejoras en el régimen para tener mayor control de la empresa gestora en la prestación del servicio.

Con respecto a las bicicletas no plegables proponen que se pueda autorizar el transporte siempre que el vehículo lo permita.
En cualquier caso, las personas con silla de ruedas y las que lleven menores con cochecitos tienen preferencia sobre las bicicletas para el acceso y la ocupación de la plataforma del vehículo. Si esta plataforma ya está ocupada por otra persona con silla de ruedas o una persona menor transportada con cochecito, las bicicletas no podrían acceder.

En cuanto al control de la empresa que presta el servicio los comunes proponen que el gestor del servicio esté obligado a facilitar al Ayuntamiento de Vila-seca la información suficiente para poder fiscalizar la prestación del servicio..

El Ayuntamiento de Vila-seca podrá inspeccionar los vehículos y las máquinas de control de los billetes durante su funcionamiento, así como los documentos administrativos y datos estadísticos que estén obligados a llevar o realizar en todo momento.

Finalmente proponen que las personas en situación de discapacidad puedan ser ayudadas a subir y bajar del vehículo y que las personas usuarias puedan ser atendidas en cualquiera de las lenguas oficiales que escojan.

Desde Vila-seca en Común aseguran que la incorporación de estas medidas a las ya previstas permitirá garantizar un servicio más amigable, seguro, confortable y capaz de garantizar un servicio de transporte accesible a cualquier persona

Notícia publicada a