pleno2.jpg

FONT: Diari de Tarragona

El Ayuntamiento de Vila-seca aplicará la ley de medidas urgentes para afrontar la emergencia en el ámbito de la vivienda y la pobreza energética. El pleno aprobó una moción de Vila-seca en Comú en nombre de la Plataforma d’Afectats per la Hipoteca (PAH). Salió adelante con los votos a favor de todos los grupos (CiU, Ciudadanos, Vila-seca en comú, PSC y Decidim) excepto el PP, que se abstuvo.

De este modo, el consistorio se compromete a implantar un registro de pisos vacíos para iniciar inmediatamente las cesiones de aquellos que ya han sido identificados, aplicar las sanciones a los bancos y grandes propietarios que no cooperen, conceder ayudas al pago del alquiler a las familias en riesgo de exclusión social y cumplir con la obligación de realojar a los ciudadanos en riesgo de exclusión residencial.

Vila-seca en Comú asegura que la presión de la PAH ha sido «imprescindible» para conseguir que se apruebe esta moción. «De hecho, en julio fue rechazada una propuesta similar», dice. Miembros de la plataforma acudieron al pleno municipal el viernes.

En la sesión plenaria también se aprobaron tres mociones del PSC: una para que Vila-seca se adhiera al programa Ciutats Amigues de la Infància; otra para poner el nombre de Helena Casas a algún equipamiento deportivo muncipal y otra para retirar el copago confiscarotio alas personas con discapacidad. Decidim sacó adelante su moción de rechazo a la gestión estatal del fondo proceente del 0,7% del IRPF.